Noticias cardiología

Congreso SEC Un paseo por los alrededores de Bilbao

| Actualidad - Comunicación - Notas de prensa

un paseo por los alrededores de bilbao

 

A continuación te sugerimos dos rutas, que partiendo de Bilbao, nos ofrecen hermosos pueblos y espectaculares vistas.

La primera ruta pasa por Portugalete y Getxo, dos poblaciones cercanas a Bilbao. Separadas por la ría pero unidas por un famoso puente...

Portugalete se encuentra en el margen izquierdo de la ría de Bilbao y se puede llegar hasta allí en metro desde Bilbao. Su principal atractivo turístico es el Puente de Bizkaia, conocido como el Puente Colgante de Portugalete. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue construido en 1893, se trata del puente transbordador más antiguo del mundo y une las dos márgenes de la ría del Nervión.

El puente enlaza la villa de Portugalete con el barrio de Las Arenas, que pertenece a Guetxo, así como las dos márgenes de la ría de Bilbao. Su construcción se debió a la necesidad de unir los balnearios existentes en ambas márgenes de la ría, destinados a la burguesía industrial y a los turistas de finales del siglo XIX.

Durante la guerra civil destruyeron la pasarela, de la cual cuelga la barquilla, reconstruyéndola después iniciando la obra por el medio hacia los lados.

Getxo, localizado al otro lado del puente de Bizkaia, se encuentra conectado a Bilbao por metro, está muy cerca del aeropuerto y es uno de los municipios de obligatoria visita. Famoso por su paisaje, con 10 kilómetros de acantilados, costa y playas. En ese sentido, destaca el hermoso paseo Punta Galea, que discurre entre acantilados, desde Getxo a Sopelana, y que guarda interesantes elementos como el Molino de Aixerrota y el Fuerte de la Galea, fortificación del siglo XVIII.

Su patrimonio arquitectónico, con interesantes edificios, ha creado una población casi cinematográfica, salpicada de palacios, mansiones y hermosas ermitas. Por ello, el área comprendida entre la zona ribereña de Las Arenas, Neguri y el Puerto Viejo ha obtenido la declaración de “Conjunto Monumental con la categoría de Bien Cultural Calificado”. El entrañable Puerto Viejo, de estrechas callejuelas, nos recuerda, con sus rincones y coloridas casas de pescadores, que la actividad pesquera tuvo una gran importancia para este municipio.

Si dispones de un día entero, te recomendamos la ruta que incluye salir pronto, por la mañana y visitar la isla se San Juan de Gaztelugatxe, para ir a comer, después, a Bermeo, población localizada a 10 Km de la isla.

San Juan de Gaztelugatxe es una pequeña pero impresionante isla. Tiene forma de cono y en su punto más alto se eleva una diminuta ermita dedicada a Juan Bautista. El acceso a este paraje se convierte en una aventura ya que hay descender una colina y atravesar el puente de piedra que une a esta diminuta isla con tierra firme. El puente consiste en un estrecho camino de 241 peldaños que zigzaguea de un lado a otro hasta llegar a la cima. El océano suele estar bastante agitado en esta zona y las olas chocan con fuerza contra las rocas de la isla, añadiendo encanto a la imponente belleza del paisaje. Si se dispone de tiempo es interesante visitar esta pequeña isla que a lo largo de los siglos fue atacada varias veces por corsarios y, más tarde, usada por la inquisición española para encerrar a brujas en sus innumerables cuevas.

Los mejores momentos del año para visitar la isla son primavera y otoño, ya que es un lugar bastante concurrido en los meses de verano. Si todavía tienen dudas sobre visitar o no este paraje, les recomendamos ver las fotos disponibles en la web de turismo del País Vasco.

Bermeo es un bonito pueblo ubicado en la Reserva de la Biosfera de Urdabai. Conocido por su larga tradición pesquera, durante siglos, sus vecinos fueron famosos pescadores balleneros. Incluso a día de hoy la economía en Bermeo está fuertemente basada en la industria pesquera, lo que puede verse en el escudo de la localidad, el cual muestra un barco pescando una ballena.

Uno de sus rincones más pintorescos es el hermoso Puerto Viejo, una zona con estrechas y coloridas casas donde es un placer perderse. Ahí encontraremos, además, varios bares alrededor del puerto donde podremos degustar los típicos y deliciosos pintxos.