Banco de datos

Desfibrilador Automático Implantable Totalmente Subcutáneo. Una Nueva Alternativa Terapéutica Disponible en Europa

| Secciones - Electrofisiologia y Arritmias - Actualizaciones Bibliográficas - Sección Electrof. y Arritmias

El desfibrilador automático implantable (DAI) ha demostrado ser altamente eficaz en la prevención de la muerte súbita cardiaca. Las mejoras tecnológicas incorporadas durante las últimas décadas han contribuido a una mayor calidad de vida de los pacientes. En la actualidad la mayoría de los dispositivos precisan de al menos un electrodo intracardiaco introducido por vía transvenosa, para la detección y terapia de las arritmias cardiacas. El implante de dicho electrodo y su permanencia a nivel intracardiaco no está exenta de riesgos, motivo que ha impulsado el desarrollo del nuevo desfibrilador automático subcutáneo (DAI-S).

El DAI-S consta de un generador con capacidad para liberar 80 julios de energía, y un electrodo que se implanta subcutáneamente en paralelo al borde esternal izquierdo. Este sistema permite simplificar el procedimiento quirúrgico que puede realizarse sin necesidad de fluoroscopia, evitando por otro lado los riesgos relacionados con la implantación de electrodos intracardiacos.
La experiencia preliminar con el DAI-S ha sido publicada recientemente por Bardy et al en el New England Journal of Medicine http://content.nejm.org/cgi/content/full/NEJMoa0909545 .

En esta publicación se recogen los resultados de 4 ensayos realizados con DAI-S entre 2001 y 2009. Los dos estudios iníciales se diseñaron para identificar la configuración óptima del dispositivo y evaluar los requerimientos de energía, realizando posteriormente dos estudios de seguimiento a largo plazo para evaluar la eficacia del DAI-S en la detección y tratamiento de las arritmias ventriculares. En el primer ensayo inicial se definió que la configuración óptima del sistema consistía en implantar el generador en la región lateral del tórax y el electrodo subcutáneo paralelo al borde esternal izquierdo. Se determinó el umbral de desfibrilación en 49 pacientes con DAI-S utilizando la configuración óptima; la eficacia del test de desfibrilación fue similar al DAI convencional, aunque la energía requerida fue significativamente mayor (36.6±19,8 J vs 11.1± 8.5 J).
La evaluación del DAI-S a largo plazo se realizó en un estudio piloto con 6 pacientes y posteriormente en 55 pacientes a los que finalmente se implantó un DAI-S. Todos los episodios de fibrilación ventricular (FV) inducidos en el estudio piloto (n=18) fueron detectados y tratados correctamente por el DAI-S. En los 55 pacientes seguidos en el estudio, todos los episodios de FV inducidos (n=137) se detectaron correctamente, consiguiendo revertir la FV en el 98% de los casos con 65J. Durante un seguimiento medio de 10±1 mes el DAI-S detectó y trató adecuadamente el 100% de las arritmias ventriculares espontáneas (n=12).

En espera de datos de estudios aleatorizados, la información disponible indica que el DAI-S es un dispositivo seguro y sencillo de implantar, con el que podrían reducirse complicaciones asociadas al implante de electrodos intracardiacos. Algunos aspectos todavía no resueltos son la imposibilidad de realizar estimulación antibradicardia (actualmente disponible únicamente post-choque), no disponer de estimulación antitaquicardia, además de no permitir terapia de resincronización cardiaca. En la actualidad el DAI-S dispone de marcado CE y se comercializa en Europa desde 2009.

 

An Entirely Subcutaneous Implantable Cardioverter–Defibrillator

Bardy GH et al. N Engl J Med; published at www.nejm.org on May 12, 2010 (10.1056/NEJMoa0909545).